(diariocorreo.pe) La ministra de Inclusión Social, Paola Bustamante, afirmó que las comunidades campesinas situadas en la zona de influencia del proyecto minero Las Bambas, en la provincia de Cotabambas, región Apurímac, han priorizado la ejecución de obras de agua y saneamiento y en menor medida acceder a los beneficios de los programas sociales implementados por el Gobierno Nacional.

La titular del sector, explicó que esta situación se debe porque los comuneros en la zona pese a las carencias que atraviesan, demandan financiamiento y acceso a más recursos para mejorar las condiciones básicas de su comunidad.

“Lo que nos pide la gente cuando visitamos la zona de influencia es cerrar la brecha de servicios básicos, no nos piden programas sociales porque saben que estos son temporales y focalizados, situación que ahora es más comprendida por la misma población”, aseveró.

Aunque no precisó detalles con relación a las comunidades que se encuentran fuera del área de influencia del proyecto minero, la titular del MIDIS afirmó que con el Ministerio de Vivienda se está trabajando en forma coordinada para atender al mayor número de localidades situadas en todo el país, incluyendo Apurímac.

Señaló que a través Fondo para la Inclusión Económica en Zonas Rurales (FONIE) que contó con algo más de S/. 650 millones, en un primer momento, se ha orientado un importante flujo de recursos para la ejecución de proyectos en todo el país, brindándose asesoría técnica a las autoridades regionales y locales para gestionar proyecto mediante este fondo.