Barrick Gold, la mujer y una mina con 100 mil vecinos

Experta de la corporación global minera cuenta por qué priorizan a la mujer en la operación en República Dominicana.

(El Comercio de Perú) Faby Manzano es directora de Responsabilidad Social Empresarial de la compañía Barrick Pueblo Viejo en República Dominicana, subsidiaria de la corporación global Barrick Gold, que en Perú también opera las mineras Pierina (en proceso de cierre en Áncash) y Lagunas Norte (La Libertad). Esta es la quinta visita a Perú de Manzano, quien ha visitado las minas peruanas de Barrick Gold para hacer auditorías sociales internas. Vino a participar del Congreso de “Género, Minería y Recursos Hídricos: interconexiones, retos y miradas a futuro”, celebrado ayer y hoy en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Barrick Pueblo Viejo es un yacimiento a cielo abierto de oro y plata, con una vida útil de entre 20 y 25 años. En su área de influencia habitan 97 mil habitantes: 10 mil en las zona rurales y 87 mil en áreas urbanas. Desde que comenzaron la construcción de la mina en 2008 hasta hoy (empezaron a explotarla en 2013), han impulsado una visión de género equilibrada como estrategia central del diálogo con sus comunidades. En esta entrevista cuenta por qué es importante para la corporación a escala global y cómo contribuye a su aficiencia operativa.

¿Cuán importante es la mujer en la resolución de conflictos sociales mineros?
El tema de género es una oportunidad de buscar un equilibrio. Si solo trabajas capacitando a la mujer, vas a rezagar a los hombres. La mujer cuando entra a un lugar donde se analizan conflictos, puede ver más allá y es capaz de aportar soluciones más certeras; la mujer mira más la parte grupal, cómo resolver el problema en la comunidad y el impacto de los hijos. Mientras que el hombre negocia muchas veces sobre la base de la individualidad. Ese equilibrio es bueno.

¿Cómo integra esta visión Barrick Pueblo Viejo?
Con la mujer hemos hecho un trabajo desde cero desde su autoestima. Hemos trabajado para subir su autoestima. De nada me sirve decir que tengo derecho, pero no me lo creo. Puedo ir a una reunión pero me siento amedrentada porque los hombres están ahí. Hemos venido trabajado de la mano con expertos en cambiar la visión que la mujer que tiene de ellas.

¿Cómo se aplica su estrategia de género para resolver conflictos?

La estrategia se llama diálogo. Tenemos un equipo de 20 personas: 10 hombres y 10 mujeres. Estamos en las comunidades atendiendo inquietudes. Hemos decidido empresa y comunidad actuar proactivamente.

¿En qué momento de la operación de la mina empezaron a aplicar el enfoque?
Desde que llegamos a Republica Dominicana; desde que se demolieron las estructuras de la antigua operación.

¿Por qué es tan importante esta experiencia dominicana de RSE para Barrick Gold?
Por la complejidad del país. Siempre digo que no es que la comunidad está alrededor de la mina, sino que la mina esté en el medio de la comunidad. Tenemos 39 comunidades y trabajamos con más de 100 mil personas. Sales de la mina y la comunidad está ahí. Lo otro es que es una sociedad muy machista, que tuvo una dictadura de más de 30 años que reforzó la figura masculina.

¿Qué resultados han obtenido?
Hoy el 46% de las mujeres trabaja en las actividades de divulgación de la mina y hemos logrado fortalecer 25 empresas comunitarias con mujeres al frente. Han demostrado con su liderazgo que no solo son capaces de ir a un diálogo, sino que también pueden ser proactivas en la búsqueda de mayores recursos para su familia.

¿Cuánto ha mejorado la eficiencia operativa de la compañía?
Hemos mejorado sustancialmente la relación con la comunidad, que las mujeres y los hombres se involucren en los procesos de la mina y en los monitoreos ambientales participativos; que cuestionen de manera positiva; y hemos logrado la confianza social, que la gente sabe que la empresa tiene la intención de actuar de manera responsable.

¿Qué lecciones aprendidas en República Dominicaba podrían trasladarse a Perú?
Entiendo que tanto en Lagunas Norte como en Pierina están haciendo lo mismo. Solo que quizá culturalmente somos diferentes. Pienso que las dos minas están trabajando esto en un contexto diferente. Lo que sucede con la Republica Dominicana es que la cantidad de personas es muy grande alrededor de la mina. Pero en Perú se le da mucha más promoción a las cosas negativas que a las cosas positivas que está haciendo la empresa. Pero lo que vi en Pierina es exactamente lo mismo que pide la política corporativa de inclusión y empoderamiento de la mujer.

¿Cómo aplican el enfoque de género en la compañía?
También hay una política corporativa de inclusión de más mujeres a la actividad minera. Hoy en la mina tenemos 235 mujeres (de 2.200 empleados) que trabajan en cargos de supervisión, administrativos y gerenciales de la minas. Una de las metas es igualar la participación. No es mucho, pero se está logrando.

Temas Asociados