Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Los cuatro proyectos mineros anunciados por Kuczynski no son tan fáciles de ejecutar

Quellaveco fue aprobado por la población adyacente pero afronta problemas de costos. Michiquillay tiene a 400 comuneros asentados sobre el yacimiento minero como estrategia para negociar el precio de sus tierras y la reubicación del poblado. Los emprendimientos más pequeños, Corani y Mina Justa, son viables.

(La República) En su mensaje a la Nación por Fiestas Patrias, el presidente Pedro Pablo Kuczynski manifestó que el repunte del 15% en el precio de los metales favorecerá la ejecución de cuatro importantes proyectos mineros por 10 mil millones de dólares en los próximos dieciocho meses. Se trata de Quellaveco, Michiquillay, Corani y Mina Justa.

Sin embargo, el analista José Luis López Follegatti considera que los primeros dos emprendimientos mineros, que son los más grandes, podrían demorar hasta treinta y seis meses en concretarse si no se soluciona el problema de costos de Quellaveco y el conflicto con la comunidad adyacente que tiene Michiquillay.

Corani y Mina Justa no afrontan estos inconvenientes.

“Quellaveco, en Moquegua, significa 6 mil millones de dólares. Tiene la aprobación de la comunidad y sus autoridades. La empresa Anglo American está cumpliendo con los compromisos en el aspecto social pero no en el aspecto de la inversión porque tiene problemas de costos. Necesita que el gobierno siente en una mesa a la empresa Southern y a la empresa Anglo American y motive, incentive, presione a Southern para que ceda su infraestructura de servicios a favor de Quellaveco a cambio de un pago, por supuesto. Southern lleva sesenta años ahí, tiene carretera, tren, puerto, servicio energético y de relave propio. Y estas dos minas están a 20 kilómetros una de otra. Si hubiera esta cooperación el proyecto Quellaveco reduciría en 20 o 25% su costo”, recomendó.

Sobre el proyecto Michiquillay, en Cajamarca, dijo que esta mina sí tiene problemas con la comunidad. Cerca de cuatrocientos comuneros se han asentado sobre el yacimiento minero desde hace dos años, como una estrategia para, llegado el momento, negociar el monto que pedirán por sus tierras y por la reubicación.

“Si el monto de la negociación con cada comunero es excesivo, el proyecto también se hace excesivo. De no haber una solución ahí, la inversión de 1.500 millones de dólares puede demorar en concretarse” advirtió el analista.

Respecto a la paralización de proyectos mineros en Cajamarca a causa de la férrea defensa de las lagunas por parte de los comuneros, López Follegatti refirió la existencia de un plan para evitar la afectación de las aguas de dichas lagunas. Consiste en trasladar toda la roca molida de los proyectos Galeno, Conga, Michiquillay y La Granja a través de un mineroducto hacia Pacasmayo donde será procesado.

“La buena noticia es que Yanacocha tiene más reservas de oro de lo que parecía y va durar hasta el año 2025; incluso hay hasta cobre, que ha subido en 20% su precio”, refirió.

Sobre otros proyectos mineros que el presidente Kuczynski ha anunciado para los próximos tres años, insistió en que su ejecución dependerá de la existencia de mejores condiciones de inversión. Es el caso de Haquira, de la empresa Antares, ubicado cerca a Las Bambas, en Challhuahuacho.

Temas Asociados