Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Almacén techado de Impala Terminals
Almacén techado de Impala Terminals

Así se gestó el almacén techado de minerales más grande del mundo

Impala Terminals inauguró en marzo de este año la obra en la que invirtió US$34 millones y que continúa con la modernización de sus procesos.

Es una tenso-estructura de 125 mil metros cuadrados, translúcida y apoyada en arcos metálicos que descansan en columnas de concreto armado. Y por debajo de ella se transporta el 60% de los concentrados de minerales que salen desde el puerto del Callao, en Perú.

La obra de Impala Terminals, subsidiaria de Trafigura, se convirtió en el almacén techado de minerales más grande del mundo. Este fue inaugurado en marzo de este año como parte de una serie de mejoras operacionales y para mitigar el impacto ambiental que puede tener la salida de estas materias primas por el terminar portuario.

“Tenemos una inversión en el Callao superior a los US$200 millones. Durante el paso de los años hemos avanzado constantemente en tecnología, buscando los equipos más adecuados para poder prestar servicios a la minería en la exportación de minerales (…) Hemos trabajado de una manera muy amigable con el medioambiente y con las comunidades, lo que nos ha permitido trabajar durante 35 años en el Perú sin problemas con las autoridades ni con los vecinos”, señaló a Latinominería el gerente general de Impala Terminals, Cristiaan Landero.

Cristiaan Landeo Impala PerúEl techado tuvo su origen en un requerimiento ambiental, detalló el funcionario, luego que el año 2013 las autoridades del país sudamericano adelantaran el envío de un proyecto para que los depósitos que manejaban concentrados contaran con protección. Así, la empresa cumplió con la exigencia al menos tres meses antes de que la ley saliera a la luz.

Pero esta inversión no es la única que Impala ha realizado en el puerto. Landero comentó que ya en 2003, cuando tomaron la concesión en el Callao, construyeron un almacén cerrado de flujo con ventilación y con presión negativa, para así evitar que las partículas pasaran al exterior del almacén. Esto se sumó al lavado con agua a presión de los camiones, de manera que salgan de sus instalaciones sin residuos minerales, y el aumento en la altura de las paredes que rodean el perímetro en el que trabajan.

“El año 2012 comenzamos un sistema de exportación de minerales a través de fajas transportadoras hacia el embarque directo de los minerales en el barco. Esta faja es hermética durante todo el recorrido y con esto retiramos los camiones que salían a la calle para ir al puerto”, dijo el gerente general de Impala, explicando que el techado es una más de las obras de modernización y de reducción de impacto ambiental.

Con clientes como Chinalco, Milpo, Buenaventura y Antamina, entre otros, se ha mantenido similar al de 2016 en relación al transporte de mineral, Cristiaan Landero indican que ya hay obras en camino para mejorar las operaciones que permiten que se exporten aproximadamente cuatro millones de toneladas de concentrados de minerales al año.

“En febrero de 2018 inauguraremos dos sistemas robóticos, que constan de cuatro robots que se interconectan con un sistema de transporte para las muestras de los minerales. En esta tecnología somos pioneros en el Perú y en utilizar robots en minería en el Perú”, señaló.

Temas Asociados