Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Fotografía: Gentileza de SQM.
Fotografía: Gentileza de SQM.

Carrera por 32% de PCS en SQM en recta final: mercado apuesta por angloaustraliana Rio Tinto

Venta debería concretarse en el corto plazo. Potash debería hacer descuento del 10% por no tener el control de la empresa.

(Diario Financiero) Los 18 meses que otorgó el gobierno inidio a la canadiense Potash Corp para desprenderse de su 32% en SQM podrían no ser necesarios, dado el alto valor que tiene la acción por estas semanas.

“El precio de las acciones está en el mejor momento, por lo que debe ser parte del interés de la empresa concretar la venta cuanto antes”, explica Ben Isaacson, Head of Commodities Research de Scotiabank, quien vino a Chile a analizar el mercado del litio y el rol de SQM en ese mercado.

En los últimos dos años, al menos ocho empresas han mostrado interés de alguna forma por SQM, pero ahora la competencia estaría cerrada en algunos nombres, donde la anlgoaustraliana Rio Tinto, firma que mantiene una participación en Escondida con BHP, es visto como el candidato ideal.

Según publicó El Mostrador, esta compañía junto a la china Tianqi y la norteamaricana Albemarle estarían en una lista corta por el paquete accionario. En la industria agregan que la lista nunca fue muy larga, lo que daría cuenta del interés de la empresa de lograr el mejor precio posible.

“En mi opinión, Río Tinto y Tianqi tienen las más altas probabilidades de éxito. La opción de Albemarle es muy interesante, pero creo que podría ser un poco controversial, porque es un operador existente y quizás el gobierno lo debería visar”, explica al ser consultado.

Agrega que la angloaustraliana tiene un “proyecto llamado Jadar en Serbia y probablemente es uno de los mayores proyectos de litio en el mundo”, el que podría estar funcionando hacia 2023.

“Creo que Chile podría estar interesado que la empresa invierta dinero acá que en Serbia”, agrega.

El experto en fertilizantes agrega que también haría sentido para la minera ingresar en esta compañía -para lo cual contrató a Credit Suisse y Rothschild-, porque ya tiene presencia en el país.

“Otra cosa que hace sentido, es que en todo el cinturón de cobre de Antofagasta, donde SQM tiene pertenencias que no están produciendo ese mineral, podría hacerle sentido a Río Tinto, porque podrían haber sinergias”, explica.

Pelea china

Sin embargo la cancha es compleja, en especial por el avance que tienen los inversionistas chinos en todo esto, después de haber participado en el proceso formal de venta que hizo el Grupo Pampa, el que no pudo llegar a puerto dado que quien comprara debería haber lanzado una OPA por SQM.

Los competidores que vienen del gigante asiático serían Tianqi y GSR Capital. En el caso de este último, tener presencia en SQM le garantizaría acceso a litio, lo que complementa su presencia en el mercado de baterías, después de haber comprado una filial de Nissan que se dedicaba a esto.

Punto a favor es que estas compañías conocen en profundidad a la minera y no haría necesario nuevos due diligences. Sin embargo, para el gobierno esto no sería del todo cómodo, dado que podría traer inconvenientes con el gobierno chino si no se extiende la cuota.

“Si existiera la certeza que a partir de 2023 no podrán producir litio, la acción debería ser la mitad de la actual”

Ben Isaacson, global fertilizers managing director, Head of Commodities Research de Scotiabank, estuvo en Chile analizando el mercado del litio y el rol de SQM.

– ¿Cómo se ven las empresas de litio con el buen momento de este mercado?

– Este año se espera una demanda por 180 mil toneladas de litio, pero a 2025 podría llegar hasta las 800 mil. Por eso que diferentes jugadores, desde productores existentes hasta nuevos entrantes, están trabajando lo más rápido posible para obtener financiamiento y sacar ventaja para ofrecer nueva oferta, antes que ya exista mucha nueva capacidad. Esta es una carrera de ver quién construye su capacidad primero.

– ¿Hay riesgo de que esta nueva oferta supere la demanda?

– Sí, la oferta va más rápido que la demanda, por lo que habrá tres años que los precios van a estar entre US$ 8.000 y US$ 11.000 la tonelada.

– ¿Qué tan relevante es para SQM solucionar el tema con Corfo?

– Si es que se cerraran todas las puertas y está la certidumbre que a partir de 2023 no podrán producir litio, la acción debería ser la mitad de la actual, por lo tanto es muy relevante para ellos. El mercado asume que ellos pueden triplicar su capacidad actual, su acción está preciada a la perfección bajo ese supuesto.

– ¿Cómo se ve SQM como empresa?

– SQM está invirtiendo dinero en la vía correcta. En 2012, el precio del potasio estaba alto y en 2017 el potasio y el yodo están bajo, pero el litio está muy alto. Ellos invirtieron en la línea correcta, creo que SQM es una de las compañías que está mejor manejada en términos financieros, aunque también tuvo un poco de suerte, porque hace algunos años nadie sabía que el precio del litio llegaría a este nivel de US$ 13.000 la tonelada.

-¿Qué importancia tienen los proyectos en Argentina y Australia?

-Ellos aportarán lo mismo que produce hoy SQM, así que son muy importantes, especialmente si hay incertidumbre respecto de si podrán crecer en el Salar de Atacama.

-¿El gobierno corporativo de SQM necesita modificarse?

-Ellos hicieron un acuerdo por tres años, si eso se mantuviera en el tiempo, seria premiado por el mercado.

Temas Asociados