Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Grandes mineras rompen tendencia y suben 6% sus costos por menor producción de cobre

Si bien el efecto de la paralización de Minera Escondida sigue haciendo mella, también influyó la variación en el tipo de cambio motivada por la recuperación del precio del metal rojo.

(Diario Financiero) Desde 2013 el aporte de la industria minera chilena a la producción mundial de cobre comenzó a estancarse lentamente, situación que se ha visto acrecentada en lo que va del año.

A junio se calculaba que la producción local había disminuido hasta un 10% en comparación al año pasado, con 245 mil toneladas menos, lo que según las proyecciones para el resto del año podrían mejorar, pero de todas maneras terminaría retrocediendo al menos 5%.

Es justamente la disminución de la producción la que afectó con fuerza el costo de caja de la gran minería en la primera mitad del año. Así lo pesquisó el Observatorio de Costos elaborado por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), documento que considera el desempeño de 21 operaciones de la gran minería que representan el 91% de la producción mina acumulada a junio.

Según el reporte, el indicador creció en 6% respecto al mismo período en el año anterior, pasando de ¢US$ 129,7 la libra a ¢US$ 137,8. La diferencia se explica por el impacto producido por los efectos generados de una menor producción de mineral, que elevó el desembolsó en 13,7 centavos.

De todas maneras, el cash cost se vio compensado por los esfuerzos en gestión (-1,6 centavos) y los factores propios del mercado (-4 centavos).

Y a pesar de que el gran responsable de esta caída es la huelga de Minera Escondida, que producto de la paralización de 44 días redujo fuertemente su aporte, otras 12 operaciones también registraron una caída de su producción, equivalente a 122 mil toneladas de cobre.

Con todo, 13 empresas aumentaron sus costos. Este grupo de firmas promedió un C1 de ¢US$ 155,8 la libra, lo que significó una variación de 25,5%. En el otro lado, sólo ocho faenas pudieron apretar sus costos, llegando a ¢US$ 119,3 la libra (-8%).

Otro factor que influyó en esta variación fue el efecto que tuvo la caída del dólar, lo que se explica porque dicha variable afecta aquellos ítems que tienen una fuerte componente en moneda nacional, tales como los servicios de terceros, las remuneraciones y la compra de materiales.

“Al traspasar los costos de dichos ítems a dólares se ven desfavorecidos por la caída que ha tenido la moneda estadounidense”, explica Sergio Hernández, vicepresidente ejecutivo de Cochilco.

Lo paradójico, es que por la naturaleza de la economía local, es justamente el alza del precio de cobre la principal variable que explica la caída del dólar. Sin embargo, comenta Hernández, “el impacto conjunto de estos elementos en los resultados de las compañías es necesariamente positivo; así como también es positivo el aumento en los ingresos del Fisco por las utilidades de Codelco, los impuestos y el royalty de la minería”.

Para el académico de la Universidad Católica, Gustavo Lagos, otro factor que ha influido es la subida global de los costos, “dentro de los que se incluyen los costos de suministros de energía y otros insumos que son fundamentales para el trabajo minero”.

Esfuerzos en innovación y tecnología

El futuro para las empresas locales resulta bastante desafiante, principalmente por las caídas en las leyes de mineral de los yacimientos. Para subsanar esta realidad, los expertos apuntan a que es clave que las mineras desarrollen nuevos sistemas para la explotación del cobre.

“En lo inmediato, la reducción de los costos de la energía ofrece espacio para disminuir los costos de producción. Más a largo plazo, es imprescindible que la industria minera profundice su esfuerzo en innovación y desarrollo y por ende en la implementación de mejoras tecnológicas”, comenta Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining.

Visión que es compartida por Lagos, quien incluso advierte que ya se llegó al tope en la reducción de costos que vienen impulsando las empresas durante los últimos años, por lo que según él, resulta clave “apuntar a mayor productividad, mayor inversión en tecnología, mejor organización interna y racionalización de la externalización con criterios económicamente razonables en el largo plazo”.

Hernández advierte del riesgo que huelgas afecten producción en 2018

La magnitud de la huelga de Minera Escondida sigue generando efectos en la industria, pero el riesgo que se prevé para 2018 es que justamente se repitan conflictos de este tipo, considerando que la gran minería tendrá más de treinta negociaciones colectivas a lo largo del año.

Para Sergio Hernández, vicepresidente ejecutivo de Cochilco, este es uno de los puntos que podría afectar a las positivas expectativas que existen para el 2018.

-Ante el ciclo de precios altos que se proyecta, ¿cómo se deberían comportar los costos de producción en el corto plazo?

-Predecir el comportamiento que podrían tener los costos es aventurado, debido a que existe un sinnúmero de variables que podrían afectar los costos unitarios y que no necesariamente dependen del impacto de los mayores precios que tendría el cobre. Sólo por nombrar un aspecto: para el próximo año se espera que la Gran Minería enfrente un elevado número de negociaciones colectivas, situación que podría afectar de manera negativa los costos en el caso de que se produzcan paralizaciones.

-¿Cuánto afectó al indicador el efecto producido por la paralización en Escondida?

-El efecto derivado de la menor producción de Minera Escondida se sentirá todo el año. De hecho, según el Informe de Tendencia del Mercado del Cobre que es elaborado por Cochilco, se indica que a final de año Chile produciría 5,327 millones de toneladas de cobre, es decir, 225 mil toneladas menos que en el 2016, casi en su totalidad por el efecto “Huelga Escondida”.

-Con la recuperación de la producción, ¿es posible que se termine el año revirtiendo la situación?

-Todo pareciera indicar que, comparados con igual periodo del año anterior, los costos unitarios acumulados se mantendrían al cierre de este año en torno a los mismos niveles observados en este último reporte.

Temas Asociados