Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Litio

Litio: “Quiebre” entre Corfo y Albemarle deja en suspenso nueva expansión de cuota

Este mes, el Consejo de Corfo decidiría sobre la petición de la empresa, pero señalaron que todavía esperan el ingreso de la solicitud. Firma estadounidense responde que sí la entregó.

(El Mercurio) La “luna de miel” entre la estadounidense Albemarle -competidora de SQM en la producción de litio desde el Salar de Atacama- y la Corfo parece llegar a su fin.

Si ambas partes cerraron en enero un contrato calificado como modelo a seguir para cualquier empresa que quisiera explotar litio desde Chile -permitiéndole aumentar su cuota hasta las 82 mil toneladas-, ahora las relaciones estarían tensas.

Esto quedó en evidencia con la nueva solicitud de aumento de cuota realizada por Albemarle comunicada en septiembre pasado. Se informó que desarrollaron una tecnología que permitiría aumentar, de manera sustentable, la producción de carbonato de litio equivalente, sin la necesidad de bombear más salmuera desde el salar hasta llegar a las 125 mil toneladas.

Fuentes del mercado calculaban que, de visar esta solicitud, la estadounidense sumaría inversiones en Chile por US$ 1.000 millones durante cinco años.

La noticia fue bien recibida por Corfo. El vicepresidente ejecutivo de este organismo, Eduardo Bitran, indicó en septiembre que lo de Albemarle era un “quiebre tecnológico” por lo que no veía obstáculos para aprobar el aumento. “En esto gana el Estado, ganan todos, no hay ninguna razón para no otorgarlo”, dijo en ese momento.

Agregando que para noviembre se esperaba que el Consejo de Corfo analizara la solicitud, lo que el mercado asumía solo como un trámite. No obstante, a días de que el mes termine, este punto no apareció entre los que van a debatir el organismo.

¿Qué pasó? Consultada la Corfo por este retraso en el calendario de la aprobación -en medio de la euforia mundial por el litio- informaron que están “a la espera del ingreso de la solicitud de Albemarle para iniciar el proceso de evaluación de la solicitud”.

Pero la versión de Albemarle es distinta, señalando que la compañía sí ingresó la petición. “La solicitud fue presentada el día 10 de octubre y está siguiendo el proceso establecido por Corfo para su evaluación”, contestaron.

Añadieron que “hasta la fecha no se ha requerido sobre esta materia ninguna información adicional al respecto”.

Al contrastar estas diferencias con ambas partes, declinaron entregar más detalles y se limitaron a ratificar las respuestas iniciales.

Fuentes del mercado sostienen que Albemarle efectivamente entregó una carta, firmada por su gerente general en Chile, Stephen Elgueta, pero con material insuficiente a juicio de Corfo, por lo que habrían requerido un nuevo ingreso con un mayor detalle.

Factor SQM

En la industria comentan que las relaciones entre la Corfo y Albemarle comenzaron a deteriorarse con el interés de la estadounidense de ingresar a la propiedad de SQM, aprovechando la venta forzada que está haciendo PCS de su 32% en la minera no metálica nacional, ligada a Julio Ponce.

Albemarle estaría en la lista corta de ese proceso, cuestión que incomoda a Corfo, dado que la empresa con sede en Carolina del Norte pasaría a controlar casi la totalidad de la producción de litio en Chile y, por lejos, sería el mayor actor a nivel mundial.

Cercanos a la Corfo indican que la administración de Eduardo Bitran no apoyaría este movimiento, ya que consideraría que la concentración en una sola mano de gran parte de la producción no sería beneficiosa para Chile.

A esto se suma que Albemarle también estaría en la lista corta por asociarse con Codelco en su proyectos de explotación de litio en las pertenencias que posee en los salares de Maricunga y Pedernales.

Temas Asociados