(El Comercio) Las importaciones chinas de cobre cayeron un 20% en febrero frente al mes anterior, su tercer declive mensual consecutivo, luego de que los feriados del Año Nuevo Lunar redujeron la demanda, mostraron datos el jueves.

Las importaciones mensuales, que incluyen ánodos, metal refinado, aleaciones y productos semiacabados, fueron de 352.000 toneladas, según la Administración General de Aduanas.

Eso se ubicó por debajo de las robustas 440.000 toneladas de enero, cuando China importó más metal rojo sin procesar en lugar de los tipos de chatarra de cobre que ahora están prohibidos, y por encima de los 340.000 toneladas de febrero del 2017.

El festival del Año Nuevo Lunar se realizó del 15 al 21 de febrero y los analistas señalaron que la reposición de existencias antes de los feriados es una de las razones del repunte en las importaciones de materias primas en enero. El año pasado, la festividad cayó a fines de enero y principios de febrero.