El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto Desarrollo Mantoverde (Chañaral, Región de Atacama) fue validado por el Comité de Evaluación Ambiental respectivo.

Esta iniciativa, de carácter “brownfield”, involucra el desarrollo de recursos mineros de más de 1 billón de toneladas a partir del depósito de Mantoverde. Para lograr esta meta es necesaria la construcción de una concentradora convencional, capaz de procesar 32.000 toneladas diarias, junto con la expansión de la mina existente.

Con una inversión inicial de US$805 millones, durante la primera década de operación se producirán, en promedio, 106.000 toneladas de cobre y 33.000 onzas de oro anualmente. Aproximadamente 74.000 ton de cobre estarán contenidas en concentrados limpios de cobre de alta ley.

El presidente ejecutivo del Directorio de Mantos Copper, John MacKenzie, calificó esta aprobación como “un hito muy importante” para la compañía y la Región de Atacama. Al respecto, el ejecutivo destacó como beneficios la generación de empleo y el desarrollo de proveedores locales.

Este año, Mantos Copper se concentrará en completar procesos relacionados con ingeniería, contratos de infraestructura y estructura de financiamiento. El inicio de las obras de construcción está previsto para 2019.

La compañía también informó que el estudio de factibilidad del proyecto ha sido asumido por AMEC Foster Wheeler (ahora Wood Group) y Golder Associates.

[Mantos Copper inicia trámite ambiental de millonario plan para ampliar Mantoverde]