Las transferencias de recursos generados por la minería hacia las regiones en 2017, por concepto de canon minero, regalías mineras y pago por derecho de vigencia y penalidad, ascendieron a 3,303 millones de soles, incrementándose un 26,5% % con respecto a 2016 (2,611 millones de soles), indicó el Ministerio de Energía y Minas (MEM) del Perú.

El MEM sostuvo que dicho monto evidencia una notable recuperación del aporte de las actividades mineras a la recaudación fiscal, la cual se distribuye a los gobiernos regionales y locales del país.

Las regiones que se vieron más beneficiadas por el mayor valor de las transferencias de recursos generados por la actividad minera fueron: Áncash, con una participación del 22,7% (750,9 millones de soles); Arequipa con 16%  (528,52 millones de soles); La Libertad con 9,6% (317,73 millones de soles); Apurímac con 9,4% (312,01 millones de soles) y Cajamarca con 7,3% (241,77 millones de soles).

Desde el Ministerio destacaron que estas regiones albergan importantes operaciones mineras, razón por la cual reciben mayores recursos provenientes del desarrollo de la actividad minera. Mientras el resto de regiones recibieron, en conjunto, 1.151,58 millones de soles, representando el restante 34,9%.

Cabe precisar que diversos factores intervienen en el resultado obtenido por recaudación de recursos generados por la actividad minera dependiendo del origen de cada uno de los aportes.

Variables

En el caso del canon minero, éste se fundamenta en los resultados económicos alcanzados por la empresa minera siendo que su rentabilidad se ve afectada por los efectos de la demanda (interna y externa), la cotización de los minerales, la estructura de costos, entre otras variables.

Mientras que para el caso de las regalías mineras, éstas se encuentran asociadas a la actividad de explotación del recurso mineral en sí mismo.

En tanto que, el pago del derecho de vigencia y penalidad, está vinculado al número de concesiones mineras, si éstas vienen o no produciendo en la actualidad así como la expectativa de los titulares mineros respecto a la generación de utilidades futuras.

Es importante destacar que el aporte de la actividad minera al tesoro público y la transferencia de recursos hacia las regiones (canon minero, regalías mineras y pago por derecho de vigencia y penalidad), permiten el financiamiento de proyectos y obras públicas en aquellas regiones donde existen operaciones mineras.