(El Mercurio) Luego de cuatro años de registros negativos en la formación bruta de capital fijo, ligada a la inversión, un nuevo índice elaborado por la Sofofa y el Centro de Estudios Internacionales UC (CEIUC) revela el dinamismo creciente que registra la inversión total, a través del gasto en importaciones de bienes de capital que vienen concretando las empresas desde enero de 2017 hasta ahora.

En mayo, respecto a igual mes del año pasado, el nuevo indicador marca un incremento de 14% en la inversión de maquinaria y equipos, el mayor repunte desde que cuenta con datos comparables (2015).

El índice -que hace una medición total de la inversión en la economía y no solo del sector industrial- consta de tres grupos. El primero de ellos es maquinaria, aparatos y material eléctrico que en mayo lideró la expansión con un incremento de 45,8% en doce meses, con un desempeño cercano al alcanzando en el segundo semestre de 2016.

El segundo grupo está constituido por la inversión en vehículos y material de transporte que tuvo un incremento de 12,5% a doce meses, su mejor registro desde julio de 2017, mostrando tasas crecientes desde febrero de este año.

El tercer grupo corresponde a la inversión en máquinas y artefactos mecánicos que marcó un aumento interanual de 9,3%, su mejor registro desde septiembre del año anterior.

Mejor desempeño seguiría

De no mediar un evento local o internacional que altere tanto las expectativas como el desempeño, la tendencia debiera continuar durante el año con incrementos de entre 5% y 10% en las tres partidas, dice Rafael Palacios, director de políticas públicas de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

“Este índice es bastante concreto respecto de las inversiones reales que están realizando las compañías, porque no mide proyectos de inversión, sino el gasto efectivo en inversión que han realizado las empresas”, precisa el ejecutivo.

Para Jorge Sahd, director del CEIUC, el valor de este indicador es disponer de un monitoreo mensual, por lo que se podrá ir relacionando si las señales políticas van teniendo o no impacto en la inversión.

La información para la elaboración de este índice se obtiene de la base de datos completa del Servicio Nacional de Aduanas, explica Ramón Delpiano, economista del CEIUC. Con base en esa información, se distinguen los bienes considerados de capital y se calculan deflactores mensuales para las importaciones.

Ante una consulta, responde que en general la metodología no difiere mucho de la que emplea el Banco Central (BC), salvo vehículos domésticos, que en el nuevo índice quedan fuera.

No obstante, señala que las cifras del BC en base mensual son nominales y no están deflactadas, lo que puede alterar las tasas de crecimiento, sobre todo en períodos de alta inflación o shocks de oferta y/o demanda en sectores específicos. El BC reporta las cifras reales en base trimestral y con rezago.

Además, dice Delpiano, el indicador Sofofa-CEIUC distingue entre maquinaria mecánica, maquinaria eléctrica y transporte, y el BC reporta el índice de importaciones de bienes de capital de manera agregada.

La base de datos de Aduanas no desagrega por actividad, ya que registra las compras, no al comprador, de manera que el índice de inversión es general e involucra a los diversos sectores incluyendo minería, industria manufacturera, agricultura, etc.

Exportaciones industriales aumentaron 11,7% en mayo

La alianza Sofofa-CEIUC no solo estrena el indicador de inversiones, también lanza otros dos índices relacionados con las exportaciones, uno que mide la evolución de los embarques en cantidad y otro, las variaciones de precios.

Estas mediciones son particularmente relevantes en el contexto de mayores amenazas proteccionistas, apunta Jorge Sahd, director del CEIUC. No se trata solamente de los aranceles, sino de un proteccionismo que se ha ido sofisticando a través de otro tipo de barreras, entre las cuales menciona trabas administrativas, medidas sanitarias y temas de propiedad intelectual.

Hasta ahora, el gremio industrial disponía de un cálculo interno de evolución de las exportaciones sobre la base de un reporte que le entregaban las empresas, el cual no era muy exacto. El nuevo índice es más exigente y toma los datos de Aduanas, filtrando todo lo que corresponde a la industria manufacturera.

El índice dispone de información desde 2014 en adelante, lo que permite hacer comparaciones, dice el director de la Sofofa, Rafael Palacios. En los datos de este año, destaca una clara tendencia al alza en las exportaciones. “El sector industrial estuvo estancado en cuanto a crecimiento casi por cuatro años y en los últimos meses vemos una tendencia a la mejoría, en línea con otros registros en la industria y otros sectores”, destaca.

En mayo, las exportaciones industriales aumentaron 11,7% en doce meses, variación mayormente explicada por los incrementos en celulosa, papel y cartón; alimentos y químicos.

El índice de precios de las exportaciones anotó una caída de 0,2% en doce meses, la primera contracción interanual desde el segundo semestre de 2016. Según Palacios, esto corresponde a una normalización después del fuerte incremento que experimentaron el año pasado y constituye una evolución normal en los ciclos de las exportaciones.