La empresa minera Santa Cruz de Piscoya, ubicada en el distrito de Pocohuanca, provincia de Aymaraes (región Apurimac), recibió la resolución que los autoriza a iniciar actividades de explotación aurífera que otorga el Gobierno Regional de Apurímac, en el marco del proceso de Formalización Minera Integral.

Esta empresa, que agrupa a 68 accionistas en la concesión minera Chanca 195, se constituye como la primera en ser formalizada para la actividad minera de explotación en Apurímac.

El titular de la Dirección General de Formalización Minera (DGFM) del Minem, Alberto Rojas, indico que “este primer paso ha sido fruto del trabajo conjunto entre los mineros, la empresa titular de la concesión minera, el Gobierno Regional y el Gobierno Central, a través del Ministerio de Energía y Minas. Estamos seguros que realizarán una minería sostenible, priorizando los aspectos ambientales en beneficio de su comunidad”.

Cabe recordar que el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, señaló anteriormente que su gestión pondrá énfasis en la formalización de la pequeña minería y la minería informal, mediante el apoyo en asistencia técnica y legal, a fin de promover el uso de tecnologías limpias que coadyuven al cuidado ambiental, cuidado de la salud y contribución al desarrollo económico del país.

Según cifras del Registro Integral de Formalización Minera, a la fecha y a nivel nacional son 55.549 los mineros incluidos en este proceso de formalización.