“Recibir esta aprobación regulatoria es un importante paso adelante en el avance de nuestro proyecto Quebrada Blanca 2 (QB2)”, dijo Don Lindsay, presidente y CEO de minera Teck, al comentar la aprobación este miércoles del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la iniciativa, por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Tarapacá.

La minera canadiense indicó que QB2 será un activo de primer nivel en su cartera, con bajos costos de sustentación, una vida útil de la mina permitida inicialmente de 25 años, que utiliza sólo una cuarta parte de las reservas y recursos, y un potencial significativo para futuro crecimiento.

“La aprobación del EIA es un paso clave hacia una posible decisión de sanción de la inversión, la que podría considerarse en el cuarto trimestre de 2018”, adelantaron desde Teck mediante un comunicado.

[Vea también: Megaproyecto Minera Quebrada Blanca II es aprobado por la Comisión de Evaluación Ambiental]

El proyecto -agregaron- será una operación de bajo riesgo que utilizará tecnologías comprobadas e incluirá la construcción de una nueva planta concentradora de 140.000 tpd, instalación de depósito de relaves, concentraducto, tubería de suministro de agua, planta de desalinización, planta de filtración de concentrado y puerto para producir concentrados de cobre y de molibdeno.

Características

 

Teck apuntó como principales características de QB2:

– Larga vida, operación de bajo costo.

– 300.000 toneladas de producción equivalente de cobre por año durante los primeros cinco años de vida de la mina.

– Vida útil de la mina permitida inicialmente de 25 años, utilizando sólo un cuarto de las reservas y recursos con un potencial significativo de expansión.

– Tasa de extracción de la vida útil de la mina excepcionalmente baja de 0.5x, menor en los primeros años.

– Intensidad de capital competitiva.

– Concentrado de cobre de alta calidad con pocas impurezas.

– Entre 9.000 y 11.000 empleos estimados durante el periodo de más alta demanda de la construcción y más de 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos durante la operación.

– Plan local de capacitación y contratación para la construcción, en coordinación con el gobierno y las comunidades locales.

– Importantes beneficios económicos y sociales para el país y la Región de Tarapacá a través de empleo, impuestos e inversiones comunitarias en colaboración con las comunidades locales.

Teck posee el 90% de Compañía Minera Quebrada Blanca, mientras que el 10% restante está en manos de Enami.