(El Mercurio) Escaló la polémica en torno al proceso que busca dar valor agregado a la industria del litio, mediante los contratos que tienen Corfo con SQM y Albemarle. Todo esto luego de que a 20 meses de firmados los acuerdos, aún no se definen los detalles mediante los que la empresa norteamericana tendrá que vender a un precio preferente el 25% de su producción a las empresas Fulin, Posco-Samsung y Molymet, que implementarán la industria de valor agregado del mineral en el país.

Durante la semana, desde la firma aseguraron que la agencia estatal no los había recibido en audiencia, lo que es descartado por parte de la fiscal de la Corfo, la abogada María Elina Cruz, encargada de los temas de litio luego de la abstención del vicepresidente, Sebastián Sichel.

La autoridad adelanta que la idea es que se cumplan los contratos, y así dar inicio al proceso con las empresas ganadoras del concurso internacional realizado por la Corfo, pero que de lo contrario, la vía judicial y un eventual arbitraje son una alternativa seria.

-¿En qué etapa está el proceso de valor agregado respecto del contrato con Albemarle?

“Desde que empezó esta administración, Albemarle ha sido reacio y no ha hecho una oferta ni propuesta seria para poder llevar a efecto este valor agregado que estamos buscando como Estado de Chile. En efecto, ellos hoy no solamente están incumpliendo. Tienen paralizada la política de valor agregado en Chile, que es bastante más grande, probablemente, que el incumplimiento de una cláusula, porque esto no es una negociación; ellos no se han ceñido a los términos del contrato, en consecuencia, la política entera del valor agregado en Chile está detenida”.

-¿Y a qué atribuyen que la empresa no esté cumpliendo?

“El problema se genera porque el gobierno anterior no dejó amarradas las inversiones, no se puede hacer un call sin el precio, volumen, proceso que ya tenemos listo para el caso de SQM, porque habrá otro llamado que está absolutamente cerrado y los postulantes van a saber a qué están optando. Faltó atar cabos por un lado y ahí se origina ese problema, pero aquí no hay doble interpretación. La cláusula del contrato establece de acuerdo a la política del litio, un valor agregado en Chile”.

-Ellos dicen que la Corfo no ha respondido a sus solicitudes para reunirse.

“Pedimos muchas veces reuniones. Niego categóricamente las aseveraciones que han hecho y que son falsas. Estamos estudiando todos los medios posibles para solucionar esta situación, los hemos llamado, pero en general, no hay respuesta. No sé si puedo calificar esto como conversación o como un monólogo”.

-¿Cuáles han sido las propuestas de Albemarle?

“Un ejemplo es que ofrecen un descuento por sobre sus precios más altos de compra y ese descuento proponen que nosotros Corfo, o nosotros Estado, se lo reembolsemos vía el royalty que ellos están pagando hoy. Ellos plantean precios que además bastante son altos y la cláusula dice el más bajo de mercado”.

-¿Entonces por qué aún no activan alguna alternativa judicial?

“No se ha descartado aún, la razón básica es porque hemos tratado de conversar. Hemos tenido reuniones y tratamos de ser lo más flexible posible, porque somos socios y queremos que les vaya bien y ellos debieran querer lo mismo. La judicialización no es una posibilidad a la que nos cerremos, pero seguimos con la esperanza de que vengan con una propuesta que se ciña al contrato y permita impulsar esta industria”.

-¿Y cuál es el límite para esperar una respuesta coherente?

“Tenemos una fecha que va a ser pronto. Tenemos la esperanza de que ellos escuchen, porque es más barato para todos solucionar ahora el tema, y pasa que si vamos a un procedimiento judicial, eso igual paraliza a los productores especializados en la industria del litio. Por eso es que estamos haciendo esto, no porque les estemos dando más plazo”.

-Felipe Bulnes fue uno de los artífices de estos contratos, ¿van a pedirle alguna asesoría?

“Felipe negoció los contratos, por lo tanto, nos gustaría mucho como Corfo que él fuera la persona que estuviera involucrada en esto y me parece que hay una buena disposición de él a sumarse en este tema”.

-¿Toda esta polémica afecta el proceso similar que tienen que realizar con SQM?

“Con SQM tenemos listas las bases. A diferencia del proceso anterior, se aprendió para no cometer el mismo error, pero sí podría impactar, porque las empresas nos preguntan cómo ha resultado la convocatoria, y al ver que no ha funcionado, por supuesto que afecta la imagen del país”.

[Vea también: El “Silicon Valley del litio” que alista Corfo con platas de SQM y Albemarle: Licitación será en 2019]