(El Mercurio) El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) dio luz verde ayer al acuerdo extrajudicial pactado entre la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y la compañía china Tianqi Lithium, que habilitará a la firma asiática para concretar la compra del 24% de la propiedad de la minera no metálica SQM a la canadiense Nutrien (ex PCS), en un monto de US$ 4.066 millones. El ingreso a la propiedad de la compañía de la que Julio Ponce Lerou es su principal accionista individual es la mayor operación de una firma del gigante asiático en Chile.

Desde Tianqi destacaron la resolución y adelantaron que la operación se cerrará en el último trimestre de este año. “Confirma que el acuerdo extrajudicial resguarda la libre competencia”, sostuvo la firma.

El pacto entre el organismo antimonopolios y Tianqi contemplaba 11 condiciones para que la transacción llegara a buen puerto y no afectara las normas de libre competencia. Estas medidas estaban orientadas principalmente a la designación de los directores de la minera no metálica nacional con los votos de Tianqi y al manejo de la información comercial sensible de la compañía local en lo referente al litio. Lo anterior, atendido a que la empresa china es uno de los actores más relevantes del mercado mundial y, además, posee un joint venture con Albemarle en Australia, que compite con SQM en el Salar de Atacama.

El fiscal nacional económico (s), Mario Ybar, destacó que el TDLC coincidió con la FNE, en el sentido de que las medidas se hacen cargo en forma “efectiva y proporcional” de los eventuales riesgos y que estas limitan el flujo de información comercial sensible entre Tianqi y SQM.

Pese a las condiciones pactadas, también surgieron opositores al acuerdo. Entre ellos estuvieron SQM, las cascadas, la asociación de consumidores Conadecus y el economista Manuel Cruzat Valdés. Además, el exvicepresidente ejecutivo de Corfo Eduardo Bitran siempre fue contrario al ingreso de Tianqi a la propiedad de SQM. Incluso, la propia investigación de la FNE se abrió a través de una denuncia realizada por Corfo a la entidad liderada en ese entonces por el exfiscal Felipe Irarrázabal, que fue formulada justo dos días antes del cambio de mando presidencial. A ella se sumaron, posteriormente, los senadores Guillier y Ossandón.

[Vea también: Corfo por compra de 24% de SQM: “Las instituciones que controlan la competencia funcionaron y pusieron las alertas”]

Consultado sobre la resolución, Bitran señaló que “es positivo que se reconozca que existe un riesgo para la libre competencia por el interlocking que se genera entre Talison, SQM y Albemarle, socio de Tianqi en Talison. No obstante, los remedios propuestos no serán efectivos”. Su sucesor en Corfo, Sebastián Sichel, valoró la decisión y pidió que la fiscalización de las medidas de mitigación sea muy eficaz para que los riesgos detectados no sean vulnerados.

Los opositores al pacto señalaron que las mitigaciones contravenían otras normas, obligaban a terceros ajenos al pacto y que las exigencias a Tianqi eran solo prestaciones que la firma debía cumplir por ley, entre otras. Sin embargo, el TDLC echa por tierra todas las objeciones. Incluso, afirmó que “la mayoría de las medidas propuestas van más allá de los deberes a los que Tianqi y los directores que esta designa se encuentran obligados a cumplir por ley”.

En tanto, el abogado de Conadecus, Cristián Reyes, indicó que la resolución puede ser impugnada por un recurso de reposición que conoce el mismo TDLC. Sin embargo, también evalúa la opción de interponer un recurso de queja, que se debe presentar ante la Corte Suprema. En SQM indicaron que están “estudiando el fallo para definir los siguientes pasos”.