(La Tercera-Pulso) El gas natural superaría al carbón como la segunda fuente de energía más grande del mundo después del petróleo para 2030 debido a una campaña para reducir la contaminación del aire y por el aumento en el uso de gas natural licuado (GNL), estimó este martes la Agencia Internacional de Energía (AIE).

La AIE, con sede en París, dijo en su informe de la Perspectiva Energética Mundial 2018 que la demanda de energía aumentaría en más de un cuarto entre 2017 y 2040, suponiendo un uso más eficiente, pero podría subir el doble de esa estimación si no ocurre una mejora en el consumo.

La demanda mundial de gas crecería en 1,6% al año hasta 2040 y sería un 45% más alta para entonces que hoy, precisó.

Las estimaciones se basan en el “Nuevo Escenario de Políticas” de la AIE, que toma en cuenta la legislación y las políticas para reducir las emisiones y combatir el cambio climático. También asumen más eficiencias energéticas en el uso de combustible, en construcciones y otros factores.

“El gas natural es el combustible fósil de más rápido crecimiento en el Nuevo Escenario de Políticas, superando al carbón para 2030 para convertirse en la segunda fuente de energía más grande después del petróleo”, señaló el informe.

[VEA TAMBIÉN: Francesa Total y Sempra Energy se asocian para exportar GNL desde Norteamérica]

China, que ya es el mayor importador de petróleo y carbón del mundo, pronto se convertirá en el mayor comprador de gas y las importaciones netas se acercarán al nivel de la Unión Europea para 2040, dijo la AIE.

Según los cálculos de Reuters, tomando en cuenta los datos de la Administración General de Aduanas de China, el país asiático ya superó a Japón como el principal importador de gas natural del mundo. China es el tercer mayor consumidor de gas natural del mundo detrás de Estados Unidos y Rusia, pero tiene que importar alrededor del 40% de sus necesidades.

Las economías emergentes de Asia representarían aproximadamente la mitad del crecimiento de la demanda mundial total de gas y su participación en las importaciones de GNL se duplicaría al 60% para 2040, según el informe de la AIE.

“Aunque es prematuro hablar de un mercado global de gas similar al del petróleo, el comercio de GNL se ha expandido sustancialmente en volumen desde 2010 y ha alcanzado mercados previamente aislados”, señaló.

Estados Unidos representaría el 40% del crecimiento total de la producción de gas para 2025, dijo la IEA, debido a que otras fuentes lo superarían ya que la generación de gas de esquisto del país se estabilizaría. Otras naciones comenzaron a recurrir a métodos no convencionales de producción de gas, como la fracturación hidráulica o “fracking”.