(AméricaEconomía) La minera Southern Copper Corporation fijó para el año 2022 la fecha posible para el inicio de las obras de construcción del proyecto Michiquillay y entraría en operaciones en 2025.

La compañía informó además que invertirá cerca de US$50 millones en los próximos dos años para estudios geológicos, los cuales iniciarán en 2019.

Michiquillay es un yacimiento tipo pórfido de cobre, con contenidos de oro y plata, el cual se proyecta que llegue a producir alrededor de 300.000 toneladas anuales de cobre en concentrados, con un inversión cercana a los US$2.500 millones.

Las operaciones abarcarían también la producción de 7.000 tpa de molibdeno, 230.000 onzas de oro y 2,3 millones de onzas de plata como subproductos.

La extensión de la concesión minera abarca 18.978 hectáreas y una propiedad superficial de 1.206 hectáreas.

Cabe señalar que ya existe un Estudio de Factibilidad para una explotación a rajo abierto de 40.000 toneladas por día.