(La Tercera-Pulso) Un `océano´ de petróleo en su subsuelo. Arabia Saudita ha anunciado este miércoles que tiene un total de 264.000 millones de barriles de petróleo, 2.000 millones más de los que reportó anualmente en los últimos 30 años, según recogen las estadísticas de British Petroleum, debido a que el Gobierno saudí no hacía público los datos.

El ministro de Energía del país árabe, Khalid Al-Falih, ha comparecido ante la prensa y ha añadido que si se tiene en cuenta el campo petrolífero compartido con Kuwait, las reservas alcanzan los 266.000 millones de barriles.

[VEA TAMBIÉN: Petróleo sube impulsado por recortes Opep]

Sin embargo, los trabajos en ese campo conjunto se encuentran paralizados desde hace años debido a que Arabia Saudita y Kuwait no han alcanzado un acuerdo sobre su explotación.

Las autoridades saudíes han decidido contratar a la consultora de petróleo estadounidense Degolyer and Macnaughton (D&M) para que realice una auditoria independiente. “Este informe (el de D&M) busca dar transparencia a las estimaciones de reservas dadas anteriormente”, ha dicho a CincoDías Daniel Lacalle, economista jefe de la compañía de asesoría financiera Tressis.