En base a las conclusiones del Informe de Tendencias del Mercado Internacional del Cobre, correspondientes al cuarto trimestre de 2018, el ministro de Minería, Baldo Prokurica y el director de Estudios y Políticas Públicas de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), Jorge Cantallopts, mantuvieron sus proyecciones para el precio del cobre. En ese sentido, indicaron que se estima una cotización de US$3,05 la libra para el metal rojo en 2019 y de US$3,08 la libra en 2020.

El ministro Prokurica basó la proyección en la persistencia de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, lo que genera incertidumbre en el mercado y frena la recuperación del precio del metal.

[Relacionada: Cochilco entregó proyecciones de precio, oferta y demanda de cobre a 2020]

Stock para cuatro días

En este marco, el titular de la cartera enfatizó que la proyección es una buena noticia para Chile de acuerdo a los distintos antecedentes y los mercados a nivel mundial, dado que un promedio de US$3,05 la libra para 2019 atrae de mayor manera a las inversiones.

Manifestó que “lo que ha ocurrido en 2018 es que los stocks en los mercados internacionales (tanto de Asia como de Europa y Estados Unidos) están bastante neteados. Si hoy día todas las minas de cobre paralizaran, el stock de cobre alcanzaría solamente para cuatro días”.

“Sin embargo, el precio no ha subido producto de los efectos que genera la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que produce inestabilidad y que hace que quienes tienen posiciones de compra las retiren para refugiarse en otros tipos de productos que le aseguren mejor sus recursos”, agregó.

posicionnnnn netaa

Por otra parte, el ministro señaló que “el Brexit no ha tenido una mayor influencia en esto, sino que al revés, la influencia que ha tenido ha sido de carácter positivo”.

Paralelamente, comentó que “hemos visto en los medios de comunicación por lo menos, que hay algunas conversaciones que han ido caminado entre China y Estados Unidos para resolver este conflicto y eso, por supuesto, es una buena noticia”.

Oferta y demanda de cobre

En tanto, Cantallopts se refirió a la balanza comercial del cobre, afirmando que “lo que se espera en términos de oferta y demanda, es una oferta algo menor, producto de disrupciones potenciales que pueden haber en la mina Grasberg de Freeport en Indonesia y eso podría tener algún impacto significativo”.

Referente a las perspectivas de la oferta de cobre mundial, se estima que ésta llegará a 20,96 millones de toneladas en 2019, esto es 1,6% más que el año anterior; y a 21,46 millones de toneladas en 2020, lo que implica un alza de 1,9%.

Añadió que para dicho periodo (2019 y 2020) no se prevé la entrada de un volumen relevante de nueva oferta, debido a la ausencia de proyectos greenfield significativos.

Respecto a las expectativas de demanda mundial de cobre para este año, Cantallopts sostuvo que se prevé crezca en torno al 2,4% este año, superando la tasa de crecimiento de la oferta de cobre mina, lo que significa una demanda adicional de 575.000 toneladas.

Asimismo, sostuvo que “una de las importantes economías mundiales que registraría una alta tasa de demanda es India, dado el fuerte crecimiento económico experimentado en el último quinquenio, lo que permite augurar una expansión de 10%, asociado también a la recuperación de su industria de fundición”.

En el mismo contexto, el director de Estudios afirmó que la demanda global de cobre para 2020 se desaceleraría a una tasa de expansión de 1,7%, no obstante habría una demanda adicional de 419.000 toneladas respecto de 2019.

Además, señaló que “el crecimiento del consumo de China sería menor, llegando a 1,5%, tasa cercana al crecimiento de largo plazo. En el resto del mundo el crecimiento provendría, principalmente, de India y los países del sudeste asiático”.

Fundamentos de la proyección

Por su parte, el coordinador de Mercados Mineros de Cochilco, Victor Garay, detalló los hechos relevantes para el mercado del cobre -ocurridos durante el cuarto trimestre de 2018-, en los que se fundamenta la proyección realizada por la Comisión. Estos son:

-En diciembre EE.UU y China iniciaron ronda de negociaciones comerciales.

-En octubre el FMI redujo perspectivas de crecimiento mundial para 2018 y 2019, en 0,2 puntos porcentuales en cada año (desde 3,9% hasta 3,7%), respecto de la proyección previa.

-Indicadores de actividad económica de China comienzan a deteriorarse: en diciembre el PMI se ubicó en zona de contracción, las exportaciones se contraen 4,6% y las importaciones caen 7,6%, en noviembre la inversión urbana en infraestructura se expandió 5,6% frente al 7,6% de enero de 2018.

-Por el lado de los fundamentos del mercado del cobre: a) Inventarios en bolsa de metales continuaron bajando b) Perspectivas de déficit de metal para 2019 y 2020. c) A diciembre las importaciones de cobre de China acumulan un alza de 13%, pero en los meses de noviembre y diciembre anotan bajas significativas.