La ministra de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable de la provincia de Salta, Graciela Pinal de Cid, se reunió con el presidente  de Posco Argentina, Kahn (Kwangbok) Kim, encuentro que tuvo como objetivo brindar detalles del  emprendimiento minero que prevé producir unas 25.000 toneladas anuales entre hidróxido y carbonato de litio, lo que requerirá una inversión de US$450 millones.

Los empresarios asiáticos presentaron un cronograma de acciones previstas en el plan de inversión.

Entre los puntos destacados mencionaron que próximamente comenzará la construcción de la planta piloto en el Salar del Hombre Muerto, previa aprobación del informe de impacto ambiental por parte de la Secretaría de Minería de la Provincia.

La construcción de la planta piloto se desarrollará entre abril y noviembre de este año.

La planta de hidróxido de litio será la primera de su tipo en Argentina, y abastecerá la creciente demanda de este producto por la industria de baterías para vehículos eléctricos.

Beneficios para Salta

En el encuentro participó también el secretario de Minería, Daniel Blasco, quien destacó el beneficio que implica para Salta el desarrollo de proyectos mineros que asegurarán un progreso económico y social en la región.

Agregó que la empresa Posco contempla en su proyecto la instalación de dos plantas, una de ellas en el Parque Industrial de Güemes.

Estuvo además Sungkook Chung, director de la Gerencia de Operación, de Posco Argentina.

Dos plantas industriales

Para el procesamiento y obtención del producto final, Posco tiene previsto construir dos plantas. Una en la zona norte del Salar del Hombre Muerto, para la extracción y purificación del litio proveniente de la salmuera, con el objetivo de producir fosfato de litio.

La otra planta estará en el Parque Industrial de General Güemes, donde se realizará la producción de 25.000 toneladas por año de LCE (Lithium Carbonate Equivalent) entre hidróxido y carbonato de litio, que utilizará como insumo el fosfato producido en el Salar del Hombre Muerto.

Posco desarrolló en 2010 su propia tecnología de producción de litio, la cual está probada internacionalmente y en funcionamiento. La previsión es que el total de lo elaborado será exportado, generando un ingreso anual de divisas para la Argentina por aproximadamente US$360 millones y 200 nuevos empleos directos en la etapa de producción.