(Pulso) Tres empleados de Vale SA y otros dos ingenieros que trabajaban en representación de la minera brasileña fueron arrestados, según informaron fiscales de los estados de Minas Gerais y Sao Paulo.

En un comunicado publicado en Twitter, Vale declaró que está cooperando con las autoridades, que investigan el colapso de una represa que podría haber dejado más de 300 muertos.

La tragedia ha generado una ira generalizada en Brasil y nuevos cuestionamientos sobre el compromiso de Vale con la seguridad luego de un incidente similar ocurrido hace tres años en un yacimiento del que era copropietario.

Entre los arrestados están dos de los gerentes de Vale en la mina Corrego do Feijao -donde se fracturó un dique de residuos el viernes pasado, arrasando con la localidad de Brumadinho con desechos mineros-, según el texto judicial, al que Reuters tuvo acceso.

No quedó clara la función del tercer empleado de Vale.

Otros dos ingenieros fueron arrestados en Sao Paulo, informaron fiscales de ese estado.

Autoridades del estado de Minas Gerais emitieron un total de cinco órdenes de aprensión y siete de allanamiento, por presunto asesinato, falsificación de documentos y delitos ambientales, según los documentos judiciales.

[Relacionada: Empresa propietaria de la represa que colapsó tiene bloqueado cerca de US$3.000 millones tras accidente]