La empresa Sibelco estrenará en unos meses la nueva planta primaria en Albardón, lo que refleja el dinamismo que presenta la industria calera en la provincia de San Juan.

Esta modernización, que implicó una inversión de más de US$10 millones, tuvo como objetivo hacer más eficiente la planta, reducir la emisión de polvo y brindar más comodidad y seguridad a los empleados.

Las implicancias del proyecto fueron abordadas en el encuentro que sostuvo Roger Pustavrh, gerente de Administración y Finanzas de la empresa, y Germán Moreno, gerente de operaciones, con el ministro de Minería Alberto Hensel.

Tras un año de trabajo, se proyecta que en marzo o abril finalice la modernización de las instalaciones, las que presentaban una antigüedad de 30 años.

En el emprendimiento se desempeñan un total de 160 trabajadores; de los cuales doce trabajan en el lugar desde los inicios del proyecto, que ahora, incorporó tecnología de punta.

Relevancia de la industria calera en San Juan

La provincia de San Juan es una de las que posee las mayores reservas de carbonato de buena calidad de Argentina. Por su historia geológica, hay diversos polos de producción calera en Sarmiento, Albardón, Zonda y Jáchal.

La cal es demandada actualmente en la construcción y en varias industrias como la siderúrgica, química, papelera, azucarera, y pinturera.

Sin embargo, el principal insumo para la calcinación está en ascenso, atado al precio del dólar y a la escasez del cupo de carbón residual de petróleo. Es por ello que se están encarando diversos estudios, con apoyo minero, para evaluar opciones.

Los gerentes de Sibelco contaron que en la empresa se está analizando el potencial del orujo de oliva como combustible alternativo. Las pruebas implicarían una simbiosis de la industria calera con el agro en el interior de una misma comunidad productiva.

Por otro lado, los gerentes informaron que también están a la espera de pruebas de carbón provenientes del Yacimiento Río Turbio para conocer su comportamiento.