(Pulso) Glencore Plc, el mayor exportador mundial de materias primas, se ha comprometido a limitar la producción de carbón en respuesta a la presión de los inversionistas para que tome medidas contra el cambio climático.

En un importante cambio el gigante suizo dijo que limitará la producción de carbón térmico y metalúrgico en torno a los niveles actuales de estimación de 145 millones de toneladas métricas al año. Glencore no llevará a cabo adquisiciones importantes que pudiesen aumentar significativamente la producción total, según comentaron personas familiarizadas con los planes a Bloomberg previamente.

“Para satisfacer las crecientes necesidades de una economía con menos emisiones de carbono, Glencore tiene como objetivo priorizar su inversión de capital a fin de aumentar la producción de materias primas esenciales para la transición energética y de movilidad y limitar la capacidad de producción de carbón a los niveles actuales”, dijo el grupo en un comunicado.

Glencore dijo que su decisión es parte de una estrategia más amplia para alinear su negocio con los objetivos climáticos de París y se ajusta al compromiso con una red de inversionistas que gestionan activos por unos US$32 billones llamado Climate Action 100+. Los productores de combustibles fósiles se enfrentan a una creciente presión para intensificar los esfuerzos a fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. BP Plc dijo a principios de este mes que apoyaría un llamamiento para alinear sus planes de negocios más estrechamente con los objetivos de París.

“Al mostrar el resultado positivo del compromiso, los inversionistas institucionales han podido alinear sus intereses a largo plazo con el objetivo de Glencore de convertirse en defensor de la transición energética”, dijo George Cheveley, gerente de cartera en el equipo de recursos naturales de Investec Asset Management, en un comunicado. “Como inversionistas a largo plazo, esperamos seguir de cerca este progreso a medida que avanza”. Investec ha suscrito el programa Climate Action 100+.

Al igual que las empresas comerciales, las instituciones financieras se están alejando cada vez más del carbón. Itochu Corp., de Japón, anunció la semana pasada la venta de su participación en la mina Rolleston en Australia, un activo operado por Glencore, citando medidas para combatir el cambio climático, y dijo que evaluará el resto de su cartera. Sojitz Corp. comenzó a vender activos en 2016, Mitsui & Co. dijo en octubre que no realizará nuevos acuerdos en proyectos mineros y Mitsubishi Corp. se ha retirado de este mercado.

El carbón fue la unidad industrial con mayores ganancias de Glencore en 2018, un año en el que compró importantes activos de esta materia prima, incluido un acuerdo de US$1.700 millones para la compra de minas en Australia del competidor Rio Tinto Group. A principios del año pasado, el productor también agregó una participación en otras minas del mismo país.