(El País) El  Gobierno de Perú lanzó recientemente la segunda fase de la Operación Mercurio 2019, que tiene como objetivo acabar con la minería ilegal en la Pampa, área geográfica ubicada en la región Madre de Dios, en el sureste del país.

Un total de 150 efectivos pertenecientes al Ejército y la Policía han sido desplegados en la zona en tres bases temporales.

El área ha perdido 50.000 hectáreas de bosque amazónico debido a esta práctica no regulada por parte del Estado.