Con el objetivo de iniciar la elaboración de los planes de rehabilitación que permitirán la ejecución de medidas para la remediación de los pasivos ambientales en la cuenca del río Marañón, la Junta de Administración del Fondo de Contingencia para Remediación Ambiental aprobó la priorización de once sitios impactados en esa cuenca hídrica.

Los sitios priorizados fueron propuestos por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental, en base a las metodologías técnicas establecidas para tal fin y luego de evaluar las áreas propuestas por organizaciones indígenas, como la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca.

Cronograma

El acuerdo fue tomado durante la Décimo Novena Sesión de la Junta de Administración del Fondo de Contingencia para Remediación Ambiental, realizada en la ciudad de Iquitos, la misma que fue presidida por la titular de la Dirección General de Asuntos Ambientales de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas (MEM), Martha Aldana.

Durante esta reunión, se estableció además, un cronograma para realizar la socialización de los planes de rehabilitación, elaborados por consultoras internacionales en el ámbito que comprende a los 32 sitios priorizados por la junta para las cuencas de los ríos Pastaza, Tigre y Corrientes.

Con esta socialización se implementa una de las recomendaciones formuladas en el Estudio Técnico Independiente para la remediación ambiental del lote 192 (ex 1AB), elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), por encargo del MEM.

Presupuesto

Además del MEM, la Junta de Administración del Fondo de Contingencia para Remediación Ambiental está conformada por representantes de los ministerios del Ambiente, Salud, Vivienda; así como por organizaciones indígenas de estas zonas. La junta ha venido haciendo continúo seguimiento del avance en la elaboración de estos estudios.

El MEM logró que en el Presupuesto de 2019 se incluyera la asignación de un monto de más de US$30 millones con lo que se dará inicio a la ejecución de la remediación ambiental en las Cuatro Cuencas, previa aprobación de los respectivos planes de rehabilitación.