Seis propuestas para un año más inteligente

Esta época del año es particularmente interesante para poner las cosas en perspectiva, después de todo, un año acabó y otro surge frente a nosotros. Es tiempo de hacer un balance de lo que realizamos en los últimos doce meses y poner en el papel algunas resoluciones de lo que queremos para el futuro. Y nada mejor que una lista para ayudar a organizar nuestro plan de acción.

En este sentido, he decidido hacer una lista de seis propuestas de lo que creo es importante priorizar en el 2019. La idea de los puntos presentados abajo es hacer la vida de quien, como yo, trabaja en el mundo de TI y quiere una rutina, más productiva.

1.- Simplificar todo lo que sea posible. Entiendo que esa sea la prioridad número 1 para mucha gente. Personalmente, creo que el mundo moderno no reserva espacio para la complejidad. La complejidad consume tiempo, esfuerzo y recursos que podrían emplearse en otras actividades más efectivas. Mire a su alrededor y evalúe procesos y tecnologías. Ciertamente, hay varias maneras de simplificar diversas tareas, y hacer su día más productivo y ligero.

2.- Aprovechar al máximo los recursos disponibles. La tecnología nunca ha estado tan disponible. Estamos rodeados de herramientas, y cada vez más estas se integran de manera más fluida unas con otras. A partir de las conexiones entre tecnologías -a veces instaladas, otras rodando en nubes- es posible crear un ecosistema de soluciones aún más efectivo para sus propósitos. Evalúa el potencial de tus recursos que, muy probablemente, encontrarás mejores formas de explotarlos.

3.- Hacer todo más inteligente. Vivimos en la época en que las cosas pasan a ser más inteligentes. Millones de dispositivos y personas se conectan creando un mundo de posibilidades. Ha llegado el momento de explorar automatización y algoritmos para realizar tareas rutinarias repetitivas con más eficiencia.

4.- Tomar decisiones más rápidas. Este elemento aquí tiene relación directa con lo anterior. En el mundo del volumen creciente y gigantesco de datos, es razonable tener información más precisa para diseñar escenarios más asertivos que ayuden en la toma de decisión. Por supuesto, las posturas de datos impulsados ya se han adoptado a lo largo de los últimos años, pero el plan es intensificar esto de manera sistemática.

5.- Ser ágil. La agilidad es un factor fundamental para el éxito del mundo digital. Los nuevos enfoques (incluyendo DevOps) permiten una evolución constante de las soluciones. Además, conceptos como multicloud permiten escalar y aprovisionar ambientes en muy poco tiempo. Disfruta de ello para responder de manera más rápida a los cambios en el entorno competitivo donde tu compañía actúa.

6.- Adoptar una postura de aprendizaje constante. Reservar un tiempo para analizar los errores y aciertos de cada iniciativa y capturar enseñanzas de toda experiencia obtenida en cada proyecto. Vivir es un aprendizaje constante y, de una manera u otra, puede ayudar a ejecutar los otros cinco elementos de mi lista de una forma más efectiva.

El 2019 llegó y estará lleno de desafíos y oportunidades. Es un año abierto a posibilidades. Los próximos 12 meses serán bastante intensos, con muchas novedades y cosas muy interesantes por venir.